Adidas Ultra Boost

Una de las zapatillas más revolucionarias de los últimos tiempos en el mundo del running se merecía un hueco en nuestro análisis. No es otra que la Adidas Ultra Boost, presentada hace ya 3 años en Nueva York como una auténtica estrella de cine. Su revolucionaria tecnología en todas las partes de su fabricación la hacían merecedora de tanta atención. Ahora qué ha pasado suficiente tiempo, vamos a valorar si su tercera evolución está al nivel de lo que en su momento se esperaba de ella.

Lo cierto es que está ultra boost 3.0 es una zapatilla muy completa que realmente no tiene puntos débiles. Es un modelo que te puede gustar o no, pero será más por cómo te gusten las zapatillas qué porque la Ultra boost no sea una buena zapatilla.

La Ultra boost 3.0 pule alguno de los últimos detalles que faltaban para convertirse en una zapatilla de entrenamiento prácticamente perfecta para la inmensa mayoría de corredores de pisada neutra.

Todo el diseño de la zapatilla parece más propio de la ingeniería espacial que de la industria del calzado. Adidas utilizo el sistema de análisis de movimiento aramis, empleado por la mismísima NASA y mediante el cual se analiza el movimiento en 3 dimensiones para después plasmarlo en la zapatilla.

A esto hay que unirle el archiconocido sistema de amortiguación Boost que pasaremos a explicar de forma más exhaustiva

Mediasuela:

En cuanto a esta parte, lo que más distingue a una Ultra Boost de el resto de zapatillas de la gama Adidas no es solamente que cuente con la tecnología Boost, sino que la media suela está formada en un 100% por este material.

Para el que aún no lo sepa, el bus es un material desarrollado por Adidas junto con la empresa química alemana vas. Se basa en un poliuretano termoplástico expandido, que forma una especie de bolas de unos 5 mm de diámetro unidas entre ellas y que encierran microscópicas burbujas de gas que son las responsables de dotar a esta media suela de una gran amortiguación y de un espectacular retorno de energía.

La altura de la media suela en la zona del talón es de 29 mm en la versión de hombre y 27,5 mm en la versión de mujer en la parte delantera modelo de hombre baja 19 mm y el de mujer a 17, 5 mm, de forma que el drop en los dos casos es de 10 mm.

El rocker de la zapatilla es bastante elevado, esto significa que vemos una puntera muy levantada, lo que produce un comportamiento dinámico muy bueno de esta ultra boost, haciendo que sea una zapatilla algo más rápida de lo que su gran amortiguación nos podría hacer pensar.

 

Consigue tus objetivos con un minucioso plan de nutrición adaptable a tus exigencias

Si la primera versión de la Ultra Boost nos dejó un poco fríos precisamente por la poca durabilidad de su suela, en estas últimas versiones hemos encontrado un caucho mucho más resistente amparado por la tecnología desarrollada por la empresa de neumáticos alemana Continental con la que Adidas colabora.

El diseño Stretchweb de la suela se caracteriza por una buena durabilidad y además una gran elasticidad que permite que la Ultra Boost se adapte muy bien a los movimientos del pie.

Una vez en marcha, el comportamiento de la suela es muy bueno, aunque no hay que perder de vista que es una zapatilla de asfalto, puede comportarse dignamente en pistas de tierra sencillas, aunque nunca será su terreno predilecto.

¿Zapatillas con plantillas? Consulta con especialistas los mejores modelos para llevar tus plantillas

Upper:

La malla Primeknit ha sido totalmente renovada, buscando una construcción más cómoda y un mejor ajuste del conjunto. La elasticidad es una de las características principales de este upper, consiguiendo que el pie quede envuelto pero a la vez pueda moverse con comodidad.

El Upper es directamente como un calcetín, no tiene ni siquiera una lengüeta lo cual ha obligado a utilizar unos tiradores de goma para poder colocar los ojales de los cordones. Esta es una solución ingeniosa y que apenas aporta peso si bien es cierto que en los pies de algunos corredores puede notarse al hacer algún movimiento con el pie.

En el talón encontramos un refuerzo llamado Fitcounter encargado de estabilizar el tobillo, especialmente en el momento en el que el pie impacta contra el suelo punto el Fitcounter tiene un rebaje en toda la zona central coincidiendo con el talón de Aquiles.

La plantilla es muy fina de apenas 2,5 mm de grosor pero es muy efectiva dado que prácticamente toda la amortiguación de la Ultra Boost viene dada por su excelsa mediasuela.

Conclusión:

Si lo que buscas es amortiguación coma te decimos desde ahora que no encontrarás en el mercado ninguna zapatilla como la Ultra Boost. Es ideal para rodajes a ritmos cómodos pero su rocker alto y la reactividad del Boost hacen que pueda ser utilizada para ritmos más rápidos, incluso cercanos a los 4 minutos por kilómetro. Su peso contenido de 310 gramos en la versión de hombre y 268 gramos en la de mujer junto con el drop de 10mm hacen que la zapatilla se sienta muy ágil.

El único punto débil de esta zapatilla viene si buscamos a hacer un uso intensivo de ella por caminos o zonas que resten estabilidad al pie dado que este es su punto más débil.

¡COMPRA AQUÍ LA ADIDAS ULTRA BOOST!