Cómo cuidar tus pies frente a una maratón

8832190 El maratón es un test que pondrá a prueba todos los aspectos de tu preparación física así como tu propia fortaleza mental. Del mismo modo es algo muy duro tanto para tus zapatillas seleccionadas para la carrera como para tus pies.

Este artículo trata sobre los problemas más comunes que tienen los maratonianos con los pies, y qué hacer para evitarlos el día de la carrera.

Ampollas

Las ampollas normalmente las causa una combinación entre malos calcetines, una zapatilla inadecuada o muy gastada, el tiempo y lo que sudes tú mismo por lo general. Pueden ser tu ruina, porque se puede hacer poco una vez que las tenemos y pueden doler incluso más que alguna lesión.

Aquí te dejamos una pequeña lista de recomendaciones para evitarlas:Blisters

–          Ponte un poco de vaselina en los pies (entre los dedos, en el talón, el puente, los bordes…) antes de correr una maratón.

–          Lleva calcetines técnicos de calidad y que te ofrezcan un ajuste perfecto. Los calcetines de algodón te absorben el sudor, reblandecen tu piel y con un poco de fricción saldrán ampollas, con lo que ni se te ocurra llevarlos.

–          Asegúrate de atar tus zapatillas correctamente. Si dejas los cordones muy sueltos habrá más fricción dentro de la zapatilla provocando ampollas.

–          Asegúrate de que tu zapatilla no esté demasiado gastada para la carrera, y lo que es más importante aún: ¡Que sea tu tipo de zapatilla! Hazte un estudio de la pisada en condiciones antes de empezar el entrenamiento para una distancia tan importante como un maratón, y de esa forma selecciona la zapatilla que más se adapte a ti.

Haz click aquí para tu estudio de la pisada estático y dinámico GRATIS

–         Si te sale una ampolla durante el entrenamiento, asegúrate de que la curas antes de salir a correr alterando tu pisada, porque esto te podría ocasionar otro tipo de molestias y lesiones.

 Zapatillas demasiado minimalistas

A menos que pertenezcas al reducido grupo de corredores del mundo, que puede correr mucha distancia sobre el asfalto descalzo o casi descalzo sin lesiones de ningún tipo, tienes que encontrar un buen par de zapatillas adaptadas a ti y al ritmo que pretendes llevar durante la carrera. Simplemente porque unas zapatillas sean caras, famosas, tengan un aspecto chulo o te las haya recomendado tu vecino del quinto que ha corrido 25 maratones y 18 Ironman, no significa que sean para ti.

Aunque te consideres un corredor muy fuerte y eficiente, te puedes lesionar de gravedad corriendo un maratón con unas zapatillas minimalistas si no estás adaptado a ellas ni a entrenar regularmente con ese tipo de calzado una distancia larga.

Muchos corredores llegan cojeando a la línea de meta en zapatillas que no son válidas para ellos o ni si quiera para el maratón, y luego no pueden ni andar durante días después de la carrera. No seas uno de ellos. Toma una decisión inteligente y lleva una zapatilla con amortiguación en buen estado y que se ajuste a lo que tú necesitas.

Los mejores modelos de zapatillas de running para correr un maratón aquí

Dolor de pies

El golpeo continuo del asfalto durante una maratón puede hacer estragos en tus pies. Algo de molestias o sobrecarga después de esta distancia puede llegar a ser normal, pero si habitualmente te duelen los pies deberías tomar alguna medida antes de enfrentarte a los 42 kilómetros.

Si sospechas que las culpables son las zapatillas (muy duras, sin tu tipo de corrección para tus pies, gastadas, etc., lo mejor que puedes hacer es dejarte asesorar por un profesional de una tienda especializada para que les eche un vistazo y te aconseje cambiarlas o no. Si el problema es que las zapatillas te resultan muy duras, siempre puedes añadirles una plantilla de amortiguación extra para paliar la dureza, pero posiblemente tu zapatilla no sea la adecuada para ti o simplemente ya habrá llegado al final de su vida.  Si empiezas a tener algún problema en el puente, periostitis del tibial posterior, o molestias en los laterales de alguna rodilla, es posible que no estés llevando la corrección que necesitas ya sea por exceso (llevar más corrección de la que debes en tu calzado) o por defecto (no llevar la cantidad de corrección necesaria para que los pies trabajen en su sitio).

Si tienes dolores siempre en los pies pese a haber probado todo tipo de zapatillas, tal vez podrías empezar a pensar en hacerte unas plantillas a medida, ya que es la mejor forma de que tus pies trabajen en su sitio de un modo totalmente personalizado para ti.

Haz click aquí si necesitas plantillas personalizadas para correr

plantilla_podologo_sant_boi

Para ayudarte con los dolores de pies hay cosas que tú mismo puedes hacer en casa como masajear las plantas de tus pies pasándolos por encima de una pelota de tenis. También puedes estirar los dedos de los pies, estirar tus pies tanto dorsalmente (llevar la punta del pie hacia tu tronco) como plantarmente (llevar la punta del pie hacia abajo), e incluso hacer unas rotaciones de tobillo en pequeños círculos antes y después de la carrera.

Otra ayuda importante para los dolores consiste en congelar una botella de agua pequeña, y darte un masaje en la planta del pie con ella. Los que sufren fascitis plantar agradecerán enormemente este consejo.

Sconsejosumergir los pies en agua muy caliente, y luego en agua muy fría con hielo alternando de minuto en minuto, también es muy bueno para estimular la circulación y deshacerte de posibles inflamaciones.

Esto es simplemente un breve resumen, así que si tenéis algún tipo de consejo adicional vuestros comentarios son siempre bienvenidos.

 

Deja un comentario