New Balance 860 v7

A pesar de los numerosos cambios en la gama a los que nos tienen acostumbrados los de Boston año tras año, hay algunos pilares que se mantienen firmes desde hace muchas temporadas. Uno de ellos es la que tratamos aquí, la New Balance 860 v7. Una de las zapatillas de apartado de estabilidad que mejor asentada está en el catálogo de New Balance gracias a sus acertadas mejoras temporada tras temporada así como a la aceptación que tiene entre el público. Vamos a ver cuales son los motivos del éxito y las renovaciones con las que llega esta séptima versión.

MEDIASUELA
Como buena zapatilla con control de pronación, la media suela es una parte básica. El trabajo de la marca sobre esta parte será la que determine en gran parte su aceptación entre los corredores.
El control de pronación está encargado al que quizá sea el sistema más clásico y extendido entre las marcas. Hablamos de una “cuña” de goma EVA de mayor densidad que el resto del material que forma la media suela para conseguir frenar la rotación interna del tobillo cuando el pie está totalmente apoyado. Esta es la tecnología elegida simplemente porque ha demostrado ser la más sencilla y efectiva. A pesar de los intentos de algunas marcas de desmarcarse utilizando tecnologías diferentes (como los Guide Rails de Brooks) de momento el sistema de doble densidad sigue siendo el ganador por aclamación.
Tan importante como el sistema de control de la pronación es la amortiguación elegida para absorber el impacto de cada pisada. En este caso NB da el do de pecho con el uso de algunos de sus mejores sistemas como son el Acteva y Abzorb combinados para dotar al conjunto de buena amortiguación y soporte, esta mezcla recibe el nombre específico de TRUFUSE.
También como parte de la mediasuela consideramos la pieza TBeam que es la responsable de estabilizar la rotación del calzado a lo largo de todas las fases de la transición de la pisada.
El drop se sitúa en los 10mm, igual que su predecesora New Balance 860 v6, que ya había rebajado los 12mm de acabados anteriores.

SUELA

Los materiales escogidos para formar parte de la suela son el Blown Rubber y Ndurance. El material Ndurance, altamente resistente a la abrasión, se sitúa en la parte del talón ya que es esta parte de la zapatilla la que tiene más tendencia a sufrir desgaste al correr.
En cambio, Blown Rubber está colocado en el resto de la suela y, siendo algo más blando que Ndurance, lo que busca es el mejor equilibrio entre tracción y desgaste. Al ser algo más blando, se agarra más con lo cual mejora la tracción.

A nivel de diseño la suela se divide en dos grandes zonas: talón y zona medial-delantera. Los tacos son generosos, sobre todo bajo el metatarso, donde son más grandes, algo ideal para una zapatilla cuyo hábitat va a ser el asfalto. Las estrías de flexión también han sido revisadas y las presencia de cuatro de ellas garantiza una buena flexión en el despegue del pie.

UPPER
El nuevo upper de esta 860 v7 está realizado en Air Mesh, una malla sintética muy ligera. La parte delantera está construida de una pieza y lleva refuerzos termosellados, algo que ya lleva varios años siendo la tendencia en la mayoría de fabricantes. En la puntera observamos un refuerzo de piel sintética que en este caso va cosido para dar protección a los dedos y durabilidad a esta parte de la zapa.
Un leve refuerzo de la zona del dedo gordo acompaña a unas generosas aberturas para facilitar la transpirabilidad de estas New Balance 860 v7. En la parte trasera, observamos cómo crece el refuerzo que la parte superior aporta a la estabilidad del conjunto. Tanto por encima como por debajo de la gran “N” que actúa como logo de la marca, se observa un arco de piel sintética que va a abrazar y reforzar la zona del tobillo cunado se apriete la lazada.
Esto da paso al Assym Counter (o también llamado Assym Heel Counter), que es el contrafuerte semirrígido que abraza y rodea al tobillo para proporcionarle estabilidad cada vez que éste impacta contra el suelo. Es posible percibir la contundencia del Assym Counter, que consigue de una manera muy efectiva ayudar a la estabilidad de la zapatilla.
Seis pequeñas partes con material reflectante en la puntera de la zapatilla aumentan su visibilidad en condiciones de poca luz.

RESUMEN

La New Balance 860 v7 es una muy buena zapatilla de entrenamiento diario con control de pronación y es válida para corredores/as que necesiten controlar la hiperpronación. El drop es de 10mm. El peso del modelo de hombre se queda en los 326gr, mientras que el de mujer lo hace en los 272gr.

 

¡HAZ CLICK AQUÍ PARA COMPRAR LA NEW BALANCE 860V7!