Soy pronador, ¿y qué más?

Pronación+-+SupinaciónEl crecimiento de la práctica deportiva en nuestro país viene acompañado de una preocupación mayor por distintos aspectos que benefician un mejor rendimiento y una mayor eficacia del esfuerzo. En lo que al mundo de las carreras se refiere, la especialización de muchas tiendas de atletismo y la mayor facilidad de acceso a la información ha permitido a muchos corredores solucionar bastantes  lesiones o problemas sólo con la compra de una zapatilla adaptada a sus necesidades. Así, el estudio de la pisada es el punto clave para que nuestras articulaciones y musculatura no sufra más de lo necesario y podamos disfrutar de uno de nuestros deportes favoritos sin pagar un alto precio. Y es que ponernos en riesgo de manera descontrolada sin saber qué productos son los que mejor se adaptan a nuestras necesidades puede provocarnos lesiones tan conocidas como fascitis plantar, periostitis, tendinitis rotuliana o condromalacia rotuliana. Con independencia de los ritmos, la experiencia o las distancias que recorramos, todos tenemos la misión de cuidar nuestro cuerpo. Por eso, un calzado adaptado a nuestras necesidades que vele por que nuestra pierna trabaje lo más alineada posible y reduzca al máximo las fricciones que se producen en determinados puntos de tensión como las rodillas, la espalda, la cadera o el tobillo resulta imprescindible.

decathlon

¿Eres pronador o supinador?

Todos recordamos la campaña publicitaria de ¿Eres pronador o supinador? que nos familiarizó con varios de los términos más utilizados en este tipo de estudios. Sin embargo, todas las tiendas especializadas y dedicadas exclusivamente al running coinciden con que la terminología es incorrecta. El fallo viene en que el 99% de los seres humanos somos pronadores (el 1% que no lo son tienen problemas para caminar y les resulta prácticamente imposible correr). Si un porcentaje tan alto somos 13118147_269076540092201_304993755_npronadores, ¿a qué viene la pregunta? Si empezamos por definir qué es la pronación encontraremos el fallo. La pronación es un movimiento natural y es imprescindible para adaptarnos al desnivel del suelo y amortiguar de manera gradual el impacto, ya sea caminando o corriendo. Por eso el término exacto para definir una desviación de la pisada es hiperpronación, que traducido a un lenguaje más comprensible sería exceso de pronación. Un alto número de corredores tiene pisada hiperpronadora (hace de más un movimiento que todos debemos hacer de manera natural) por lo que el número de zapatillas para ese tipo de corredor es bastante abundante. Sin embargo, no nos vale cualquier tipo de zapatilla hiperpronadora. Dejando al margen las variables de peso, tipo de entrenamiento o superficie, la característica que define el éxito de la elección de tu calzado es averiguar cuánta hiperpronación tienes.

Si ya sabes qué tipo de pisada tienes, ¿ya sabes todo lo que debes saber?

Para complicar aún más las cosas no basta con saber cuál de las 3 pisadas tenemos. Principalmente en la pisada hiperpronadora entra la variable de Línea-de-Helbing-cuánto hiperpronamos, es decir, los grados que se nos desvía la pisada hacia la cara interna de nuestro tobillo. Igual que en una oftalmología te gradúan la vista en función de las dioptrías que tenemos, por ejemplo, el que una zapatilla hiperpronadora se te adapte perfectamente depende en gran medida del grado de corrección que necesitemos. Igual que alguien que necesite unos cristales que corrijan la vista con 2 dioptrías no debe utilizar las gafas de alguien que necesite 4 dioptrías, un corredor que necesite un grado de hiperpronación leve para alinear su pisada no debe utilizar nunca una zapatilla que le corrija más (o menos) de ese grado, ya que pondría en riesgo sus articulaciones en cada apoyo.

Tipos de zapatillas hiperpronadoras

Todos los modelos hiperpronadores tienen un grado determinado de corrección. Obviamente no existen zapatillas que se adadpten a nuestro tipo de pisada ni que sean universales para cualquier tipo de corredor por lo que saber qué grado de hiperpronación tenemos es algo básico. Por ejemplo, la Brooks Beast es un modelo que tiene un grado de hiperpronación muy alto. Su pieza correctiva está reforzada por otra pieza plástica que añade una resistencia mayor al movimiento. Sin embargo, la New Balance 1260v5 tiene una corrección recomendada para hiperpronadores medios, por lo que a alguien que le ha funcionado bien un modelo no le iría bien el otro. Ajustar luego parámetros como el peso del usuario y la amortiguación de la zapatilla hace que el porcentaje de éxito en dicho asesoramiento gane muchos puntos.

1260v5

La 1260v5 controla la hiperpronación en grado medio en corredores de más de 75kg

 

¿Cómo sé el grado de hiperpronación que tengo?

En Deportes Evolution somos especialistas en estudios de la pisada y dedicamos un tiempo medio de 35 minutos en averiguar todas estas incógnitas que encierra tu pisada. Mediante un análisis en dinámico y en estático y gracias a varias grabaciones Pronacion-estaticoen vídeo de tu pisada somos capaces de analizar el grado de desviación de cada uno de vosotros. Una vez asegurado el grado de desviación elegimos los modelos que cuadran perfectamente con las características de tu pisada. Existen muchos modelos hiperpronadores, pero las opciones se reducen en el momento en el metemos más variables personales adaptadas a cada uno (peso, grado de desviación, superficie de entreno, horma del pie…). En Deportes Evolution analizamos todos estos parámetros para que la zapatilla que tú elijas se adapte a la perfección a tus necesidades en cuanto a la forma de tu pie, el ajuste, la estabilidad y la amortiguación. Si nunca te has hecho un estudio de pisada especializado para este tipo de calzado tienes que saber que muchas de las molestias o lesiones que sufres de manera habitual se pueden solucionar con un tipo de zapatilla concreto, que aumente o reduzca la corrección que ya utilizas en tus zapatillas o que coloque el grado de corrección que necesitas en el lugar perfecto.

hqdefault