TEST DE PRODUCTO BIOIBÉRICA (1ª semana)

IMG-20150826-WA0003“Hola a tod@s, soy un corredor popular corriente y moliente como la mayoría que leeréis este artículo que relatará mi evolución durante un mes tomando y probando los productos de BIOIBERICA. Los productos a testar son tres:

PHYSICOOL: un líquido de efecto frio que se aplica con un vendaje.

HIALSORB: una crema compuesta de mucopolisacáridos y ácido hialurónico, entre otros ingredientes que nutren la articulación y ayudan a recuperar el tono muscular.

TENDOACTIVE: colágeno tipo I, vitamina c y mucopolisacáridos, indicado para tratar tendinitis y tendinopatías.

Bueno voy a proceder a presentarme para que os hagáis una idea de mi situación y sobretodo la perspectiva, ya que insisto no es la misma situación la de un corredor popular con su vida, trabajo etc., como es mi caso, que el de un atleta o deportista profesional que tiene un séquto de profesionales detrás.1385581_775838435775543_613545645_n

Concretando, tengo 33 años y peso aproximadamente 83kgs midiendo 179cms, podríamos decir que de complexión fuerte, lo que como podréis advertir no es el biotipo de un corredor de fondo. Mi peso, edad y complexión hacen de correr largas distancias un deporte altamente lesivo. Pero claro, correr también es altamente adictivo, y tiene cientos y cientos de beneficios tanto físicos como mentales que hacen que si no corro un día, en lo único que pienso es en el próximo entrenamiento. Parece estúpido pero es así, y seguro que much@s os pasa lo mismo.

Comencé a correr de manera sistemática u organizada de una manera más o menos seria en Abril de 2013, y desde entonces llevo en mis piernas más de cinco mil kilómetros. En los dos años anteriores había corrido pero de manera intermitente. Desde este tiempo he perdido la cuenta de carreras de 10k pero os puedo decir que mi primera marca rondó los 46 minutos y la mejor conseguida en la San Silvestre Vallecana de 2014 fue de 39´49”. He corrido unas cuantas medias maratones, y he corrido tres maratones y la mejor marca fue de 3h16´. Con eso os podéis hacer a la idea de que soy un corredor popular del montón. Lo que no resta el gran sacrificio realizado en este IMG-20150826-WA0002tiempo, ya que cuando comencé a correr no podía correr más de tres kilómetros. Mis pies IMG-20150826-WA0009planos me hacen un hiper-pronador bastante elevado y gracias a los chic@s de Deportes Evolution que me hicieron el estudio de la pisada puedo correr de una manera segura. Lo que no excluye riesgo de entrenar de mala manera y sobre-entrenar como hacemos la inmensa mayoría, lo cual me ha llevado a tener todo tipo de lesiones y molestias: fascitis plantar, periostitis, inflamaciones del tibial posterior, contracturas, sobrecargas, y un largo etcétera. Pero la peor de todas es la que me ha llevado a escribir este artículo y probar estos productos. Y la lesión en concreto fue un esguince en mi tobillo derecho y una inflamación del tendón de Aquiles del pie izquierdo.

Para que os hagáis una idea de la gravedad de la lesión el esguince se produjo a mediados de mayo y no he podido volver a correr hasta principios de agosto, ya que el dolor era totalmente incapacitante. Mi manera de tratarlo fue reposo y para no perder la forma fue la natación, deporte que he practicado mucho en años anteriores y la bicicleta estática. Y a partir del mes de julio comencé con ejercicios específicos de fortalecimiento, propiocepción de los sóleos y gemelos, y de los músculos de la planta del pie. A medida que el dolor iba remitiendo iba aumentando la carga del trabajo muy progresivamente. Pero sobretodo con mucha paciencia y sin prisas para no recaer. No ha sido hasta la primera semana de agosto cuando decidí comenzar a correr y a tomar el tratamiento de la marca española Bioibérica.

PRIMERA SEMANA:

El lunes como me indicó Isaac de BIOIBÉRICA (todo un experto en el tema y una auténtica enciclopedia humana) tomé el TENDOACTIVE, tres cápsulas en ayunas, para favorecer la absorción por parte del organismo. Este día decidí no correr, sólo nadar y ejercicios en el gimnasio. Y así fue hasta el jueves, con mis tomas en ayunas por la mañana de TENDOACTIVE, cuando me calcé mis zapas y salí a correr muy suave pendiente de mi pie que parecía que se resentía pero muy poquito. Esta sensación según avanzaron los minutos me llenó de alegría: estaba corriendo otra vez después de mucho tiempo. Al final pude rodar cuarenta minutos y era la persona más feliz del mundo.

IMG-20150826-WA0001IMG-20150826-WA0005

Ahora le tocaba el turno al PHYSICOOL, entré en la página siempre en play y vi los videos demostrativos. Siendo sincero ya había probado otros productos en forma de gel de efecto frio y no me habían resultado efectivos. Así que extraje las vendas, las escurrí y me vendé el tobillo y el pie. Puedo decir que a los tres o cuatro minutos empecé a notar el efecto, pero a los diez minutos la sensación de frio era muy intensa, de hecho creo que lo quité antes de lo recomendado. Hasta aproximadamente una hora después no comencé a notar que la sensación de frio descendía, y no era sólo eso, sino que al tocarme con la mano el pie y el tobillo, estaban realmente más fríos que mi cuerpo incluso dos horas más tarde. Por otro lado otro aspecto que me encantó, es que otras cremas me dejaban la piel extremadamente reseca y con PHYSICOOL esto no ocurrió. Lo único de este producto es que es más trabajoso de aplicar, gotea ligeramente, y con la venda puesta es mejor no moverse durante los diez o quince minutos que se tenga puesta, al menos don las tuve yo, tobillo y pie. Por otro lado si quieres tratar las dos piernas, los dos tobillos, las dos rodillas, etc se necesitan obviamente dos vendas y en el envase sólo viene una. Y por último otro aspecto algo tedioso es que a la hora de retirar las vendas hay que hacerlo con cuidado enrollarlas bien, volver a echar el líquido y meterlas en el envase y cerrarlo bien para que el líquido no se evapore. Por lo que el proceso se alarga y hay que disponer de tiempo suficiente para hacerlo bien. Pero es indudable y sorprendente su efectividad, pues durante todo el día noté muy aliviada y relajada la zona.

Para las noches dejé la crema HIALSORB. Me resultó muy fácil de aplicar, con una textura muy IMG-20150826-WA0010agradable, ni muy densa ni muy líquida y en esta primera semana que los entrenamientos fueron muy suaves, al levantarme por las mañanas y apoyar el pie después de toda la noche en reposo, las sensaciones fueron muy buenas. Sobretodo notaba el tendón de Aquiles mucho más elástico, cosa que antes no sentía porque cuando me levantaba notaba el tendón mucho más rígido. Y por supuesto notaba más dolor.

La valoración general de la semana ha sido muy positiva. Me he sentido otra vez corredor. Y las molestias han remitido considerablemente. Eso sí, a medida que se endurezcan los entrenos veremos cómo responde mi cuerpo.”

 
<

Deja un comentario