Volviendo a los orígenes: 1080 v6 Fresh Foam

M1080gg6 Llevamos ya varios años disfrutando del modelo 1080 de New Balance, sin duda alguna el buque insignia de la marca de Boston. Desde la versión v2 se han mantenido en sintonía con un estilo, un hilo conductor que hacía que año tras año los fieles a la marca encontrasen una zapatilla de entrenamiento neutra, ligera y bien amortiguada. Hace ya dos temporadas, NB comenzó a comercializar un nuevo compuesto de mediasuela conocido como Fresh Foam. Este nuevo material merece un capítulo para él solo.

¿Qué es Fresh Foam?

Es un compuesto de polímeros termoplásticos cuyo diseño se ha realizado por ordenador. El resultado de la unión de estos polímeros es m1080gg6-newbalanceuna espuma dotada en sí misma de las características necesarias para amortiguar, estabilizar y aportar ligereza al conjunto de la zapatilla. Hay que precisar que estas características permiten prescindir de cualquier otro sistema de amortiguación en la media-suela (lo que en otras marcas sería Gel, Wave, DNA, etc…). Es algo muy similar en cuanto a concepto al Boost de Adidas.
Con respecto a otros compuestos de la misma marca, el Fresh Foam se traduce en ser más suave que el compuesto Revlite y más ligero que el Acteva Lite, ambos materiales utilizados en otros modelos de la firma. El desarrollo del Fresh Foam se realiza a nivel informático analizando el comportamiento de la pisada de numerosos atletas y corredores populares, generando una líneas maestras que permiten saber en qué puntos concretos de la mediasuela se le tiene que aportar una determinada altura, forma y configuración. Así pues, se llega a esas formas hexagonales tan características que podemos observar en las zapatillas expuestas en las tiendas: existen unas zonas cóncavas que permiten una mayor compresión (y producen una sensación suave) y zonas convexas que se resisten a la compresión (y producen un efecto más firme). Resumiendo, los hexágonos con el hueco hacia dentro se comprimen con más facilidad que las que lo tienen hacia fuera. Esta disposición permite dar más estabilidad a la cara interna de la zapatilla (sin llegar a ser un control de pronación) y más amortiguación a la zona externa que es la que recibe el impacto del aterrizaje del pie. Suele ocurrir que el rediseño de un elemento tan importante como la mediasuela viene acompañado del cambio de muchas otras partes del modelo.

¿Neutro con tendencia a ponar? ¿Pronador con tendencia a supinar? Que no te líen, con nuestro estudio saldrás de dudas por tí mismo

Suela

Parece sencilla, y de hecho estéticamente lo es, pero tiene detrás mucho más trabajo del que cabría esperar. El diseño por ordenador ha facilitado la disposición de tacos de diferentes tamaños en los lugares que se necesiten. Vemos como ha desparecido suela-1080v6-fresh-foamcualquier rastro de puente, buscando un mayor contacto con el suelo y así, una estabilidad mejorada. Cuenta con dos estrías de flexión transversales a la dirección de la marcha. De bastante profundidad y de forma dentada, persiguiendo una buena adaptación de la 1080 al pie en el momento del despegue.
El material del que está formada la suela es uniforme, salvo una concesión en la parte del talón (sobre todo externa) de material más firme pensando en preservar esa zona del desgaste, que suele ser crítica sobre todo en corredores con tendencia a talonar en el momento del aterrizaje.

Upper

Aquí observamos una tendencia que ya viene siendo habitual en otras marcas en M1080BK6incluso en otros modelos de NB con tecnología Fresh Foam. Han ido desapareciendo costuras y nos encontramos cada vez más capas de material con diferentes formas y con la capacidad de adaptarse a la forma del pie dependiendo de la parte del upper en la que estén situados. Desde luego el ajuste nunca ha sido un problema para NB y buscan que no lo sea en esta evolución de su zapatilla de mejor reputación.

Consulta aquí para realizarte unas plantillas a medida. Importantes descuentos en los siguientes pares.

¡En marcha!

Nada más colocárnoslas en el pie vemos que son unas New Balance, pero no tenemos tan claro que sean unas 1080. El sistema de amortiguación hace patente esa diferencia y lo primero que apreciamos es una clara variación de tacto con respecto W1080PS6al modelo 1080 v5 y anteriores. El tacto es más firme en estático (algo habitual en los modelos con Fresh Foam) pero una vez en movimiento se percibe la amortiguación y sobre todo la buena respuesta del compuesto, que reacciona bien cuando subimos el ritmo.
Otra diferencia clara es que notamos que “somos más altos”, como es poco probable que hayamos dado el estirón, la respuesta ha de estar en el grosor de la media-suela, que ha crecido en torno a 3-4 mm con respecto a la versión v5. El drop sigue siendo el mismo de 8mm, simplemente notamos que ahora hay más material bajo nuestros pies. Este grosor adicional no se ha traducido en un peso mayor, al contrario, pesadas por nosotros, una 1080 v5 en talla 9,5 US (43 EUR) lleva la báscula hasta los 309 grs., mientras que la nueva versión Fresh Foam se queda en 304 grs. Aunque lo podríamos definir como un empate técnico, lo cierto es que el volumen algo mayor de la media-suela de esta 6ª versión hace que la cifra sea realmente buena.

¿Es para mí?

Si eres un fiel seguidor de la saga 1080, este será el modelo que más diferente vas a notar, es cierto que sus características han mejorado, pero tendrás que acostumbrarte el nuevo tacto de la amortiguación. Si estás cerca de los 90 kilos, es posible que este nuevo tacto te haga sentir incluso más cómo y estable que las versiones anteriores, lo que también es un punto a favor para usuarios de plantillas. Para usuarios de menos peso, en torno a los 70-80 kilos, encontrarán una zapatilla de entrenamiento ligera y con una buena respuesta a las aceleraciones gracias al drop de 8mm que facilita la transición de la pisada y al tacto más firme que permite impulsar con facilidad.

¡COMPRA AQUÍ TUS NEW BALANCE 1080V6 FRESH FOAM!

comprar-zapatillas-running