Adidas Solar Glide

 

Adidas no es una marca que suela ponerse nerviosa por los movimientos de la competencia, de hecho lo normal es que sea al contrario. Lleva un lustro marcando el paso de la innovación en cuanto a zapatillas de running se refiere, y la nueva gama “Solar” es una vuelta de tuerca más. El nacimiento de la tecnología Boost marcó el camino de los sistemas de amortiguación no basados en la goma EVA a muchas marcas como New Balance, Saucony o Asics, aunque fue Adidas la que tomó la delantera.

El modelo encargado de ser punta de lanza en este nuevo concepto fue la Energy Boost, que nacía en 2013 con la idea de ser la primera zapatilla de running con el ambicioso objetivo de aportar amortiguación y capacidad de impulsión al mismo nivel.

Lo cierto es que la jugada le salió redonda a los alemanes, consiguiendo el respaldo más importante, que no es otro que el de los runners. El éxito de esta Energy Boost abrió el camino a muchas otras zapatillas de la marca, entre otras la Ultra Boost, que incluso ha traspasado la frontera del running y se ha convertido en modelo de culto para muchas personas.

Volviendo a lo que nos ocupa, Adidas ha dado un pequeño giro en su colección de primavera/ verano con la inclusión de la nueva colección Solar, formada por los modelos Solar Boost y Solar Glide. En el caso que nos ocupa, la Solar Glide viene a ser la sustituta de la Supernova del año pasado, o la que hasta ese momento venía llamándose Supernova Glide. Por lo tanto, si uno de los objetivos de Adidas con esta zapatilla es confundir un poco a los corredores, parece que van por el buen camino. Bromas aparte, viene bien aclarar que esta zapatilla será aquella que los amantes de la clásica Supernova Glide tienen que escoger para continuar su idilio con la marca.

Veamos ahora de forma detallada que es lo que nos ofrece este nuevo modelo:

Media suela:

No descubrimos nada nuevo si decimos que esta parte es una de las claves en cualquier zapatilla. Si hay errores de diseño en esta parte, todos los demás aciertos en otras áreas pasarán por alto, y viceversa, una zapatilla normalita puede acabar en la zona noble si su media suela raya a buen nivel.

En el caso de esta Solar Glide Adidas ha decidido ir a lo seguro. No era ninguna sorpresa que el material empleado iba a ser básicamente el Boost, con sus sabidas características de buena absorción de impacto, tacto blando de gran recorrido y buena capacidad de impulsión, al tiempo que mantiene sus propiedades durante más kilómetros que la goma EVA.

El año pasado, el modelo Supernova que antecedía a esta Solar Glide, contó con un rediseño importante en la zona del talón. Se eliminaba la parte del chasis de goma EVA que tradicionalmente llevaban los modelos Supernova en el talón para darle más protagonismo a las características del Boost, es cierto que la Supernova ganó en tacto y amortiguación en el talón, pero perdió algo de aplomo en el momento del aterrizaje, sobre todo en el caso de los corredores talonadores.

En esta nueva Solar Glide se le incorpora una tecnología denominada Solar Propulsion Rail. Es básicamente el mismo chasis de goma EVA que llevaba la anterior Supernova pero ampliada hacia arriba por los laterales del medio pie, solapándose con el contrafuerte del talón para conseguir mayor aplomo.

Vista desde cualquier lateral se observa que la media suela sobre sale hacia atrás en la parte del talón, en otro claro guiño a los corredores talonadores, que tendrán una sensación de mayor progresividad y amortiguación en el aterrizaje, mientras que los corredores que apoyen primero los metatarsos o el medio pie no notarán la diferencia.

En definitiva, una media suela que no daba ningún problema en su versión anterior ha sido retocada para hacerla aún mejor, por lo que sin duda es uno de los puntos fuertes de esta Solar Glide.

Suela:

Llegamos a la parte menos retocada de la zapatilla. Comenzando por lo que no cambia, seguimos viendo la suela Stretchweb que ya tenía su sucesora y que comenzó siendo utilizada en la Ultra Boost. Esta suela está diseñada siguiendo el patrón de movimiento natural del pie y su diseño es visualmente parecido a una cuadrícula o tela de araña, dejando recuadros enteros sin caucho para que sirvan de puntos del flexión controlada.

El material único que se utiliza en la fabricación es el caucho que aporta la firma alemana de neumáticos Continental. Decimos lo de material único porque es habitual en la mayoría de marcas el uso de materiales de distinta dureza, los más resistentes colocados en las zonas de más exposición al desgaste y los de más agarre en las partes de tracción. Adidas confía en Continental y en el equilibrio de su compuesto para usarlo en toda la superficie de la suela, logrando un buen comportamiento en cuanto a desgaste y agarre.

El taqueado no se puede calificar de agresivo, unos tacos planos, redondos y no muy altos son los encargados de relacionarnos con el suelo. El comportamiento en asfalto es adecuado, incluso en mojado se defienden bastante bien, pero si somos habituales de las pistas o caminos de tierra es posible que nos encontremos con limitaciones de tracción que notaremos sobre todo cuando queramos acelerar el ritmo.

En cuanto al taqueado, apreciamos un leve rediseño de los tacos delanteros que pasan a ser totalmente redondos, cuando en la versión anterior eran longitudinales. Es posible que este rediseño confiera algo más de mordiente a esa zona al impulsar, aunque sinceramente no se espera un gran cambio de comportamiento.

Donde si vemos cambios más palpables es en el Torsion System, la tecnología encargada de estabilizar la zapatilla y que ayuda a mejorar el impulso en el despegue. Se ha extendido al superficie del Torsion, que ahora ocupa una mayor parte de la suela y a la vez se ha profundizado más en la media suela, es decir, se ha “enterrado” más dentro del Boost, buscando estabilizar más el pie.

En la cara lateral interna cobra una nueva forma triangular para dotar de mayor apoyo a esa zona.

Upper:

El upper es el elemento más rediseñado en esta nueva Solar Glide con respecto a la Supernova.  El material que lo forma ha cambiado del clásico Enginereed Mesh a un Knit. Las transpirabilidad deberían ser palpables aunque el tacto interior del tejido es algo menos agradable que en la versión anterior, aunque no debería suponer ningún problema al menos que corras sin calcetines.

La estructura donde están los ojales de los cordones cambia completamente, pasando a ser una lámina plástica termosellada, lo que supone una ganancia clara en cuanto a ajuste y ausencia de presión y posibles molestias en esa zona.

La lengüeta ha cambiado en cuanto a material y grosor. Pasa a ser más fina y el material superior es algo similar al neopreno, aunque no se aprecian grandes diferencias en el ajuste con respecto a la anterior Supernova, una vez apretamos los cordones planos que trae, no molestan en ningún momento.

En la parte del tobillo se ha perdido algo de acolchado, dando la impresión de que la zapatilla sujeta algo menos en esa zona.

El tirador posterior se ha alargado, aunque no molesta ni roza en ningún momento.

Conclusión:

Podemos llamarle Supernova, Supernova Glide o, como ahora, Solar Glide, pero el resultado es el mismo: seguirá siendo una de las zapatillas de entrenamiento más vendidas del mercado. Se inclina más hacia la comodidad que hacia la estabilidad, aunque tampoco es manca en este aspecto. Quien busque una zapatilla de entrenamiento muy estable seguramente tendrá que buscar fuera de la marca Adidas pero seguirá siendo la favorita de los runners que busquen ese tacto amortiguado y de gran recorrido.

Se llevará bien con corredores neutros de entre 70 y 90 kgs y los usuarios de plantillas pueden contar con ella, ya que cuenta con la anchura necesaria como para colocar plantillas podológicas en su interior y su gran amortiguación hará que sigamos sintiendo que llevamos una zapatilla cómoda a pesar de la disminución de tacto que suelen producir las plantillas.

Podemos usarla en tiradas de todas las distancias preferiblemente sobre asfalto o caminos compactos. Si queremos una zapatilla para ritmos alegres, se deja usar hasta ritmos algo por debajo de 4:30 min/km, pero su perfil de 33 mm de 22 mm y drop de 10 mm hace que siempre se note más adaptada a ritmos de rodaje más tranquilos.

Da un peso de 306 gramos para la talla 42 2/3 en versión masculina, y 256 gramos para talla 38 2/3 en modelo femenino.

¡COMPRA AQUÍ LA NUEVA SOLAR GLIDE!