Brooks Glycerin 16

Tras años apostando por pequeños retoques y mejoras, Brooks nos sorprende con su nueva Glycerin 16, una zapatilla con bastantes cambios que nos obliga a actualizar la opinión que habíamos tenido hasta ahora sobre la saga Glycerin. “O te mueves o caducas” es lo que han debido pensar los diseñadores de Brooks para introducir tantos cambios importantes en un mismo modelo. Y es que tanto la mediasuela como el upper han sufrido cambios muy relevantes que aportan otras características a esta Glycerin 16. Para empezar a conocerla un poco más hay que señalar que sigue siendo una zapatilla de entrenamiento, válida para corredores neutros o usuarios de plantillas que tengan un peso medio o alto y que quieran un modelo para hacer kilómetros que ofrezca un tacto agradable.

Aquí hay que resaltar el primer cambio y es que la nueva Brooks Glycerin 16 pesa alrededor de 300 gramos (modelo de hombre), bastante más ligera que sus antecesoras, lo que permite que corredores más ligeros se encuentren más cómodos. Sin embargo, los corredores más pesados echaran de menos algo de amortiguación si están acostumbrados a sus versiones anteriores. El espectro de usuarios se amplía por abajo, pero se reduce por arriba.

Los mejores modelos de la marca Brooks a tu alcance. ¡Ven a probarlos!

La suela es la parte que menos cambios ha sufrido. El material siendo el caucho Blown Rubber y en su forma también resulta bastante similar al modelo anterior. Se emplea la tecnología Ideal Pressure Zones que tiene como misión dispersar el impacto que ejercemos de manera uniforme, de forma que se eviten las rozaduras y ampollas en la planta del pie. También aparece la tecnología Omega Flex Grooves o estrías de flexión que son las encargadas de que la presión que ejercemos todos los corredores en la articulación del dedo gordo no se traduzca en un exceso de flexión en esa parte que generaría inestabilidad. La nueva Glycerin 16 es más flexible, pero debe mantener una estructura firme que equilibre nuestra pisada. También ha mejorado su transición en carrera, y ahora ofrece una sensación más ágil y dinámica. Como solemos remarcar en el análisis de la suela el taqueado no marca la durabilidad de la zapatilla y es conveniente controlar el kilometraje para no sobrepasar los 800-1000 kilómetros que suele durar una zapatilla de gama alta.

Soluciona tus problemas de pisada con unas plantillas a medida

La mediasuela ha sufrido una renovación que hacía mucho tiempo no veíamos en un modelo con tanta tradición como la Glycerin. Aparece un nuevo compuesto en dicha mediasuela, el DNA Loft, más suave y más ligero que el anterior SuperDNA ya que se le ha insuflado aire. Parte de su pérdida de peso la achacamos a este nuevo material, que pese a no perder amortiguación sí que le quita un gramaje importante a la zapatilla. Como ya hemos resaltado es una zapatilla más dinámica y aunque mantenga el drop de 10 milímetros (29 – 19 milímetros) es mucho más válida para ritmos algo más alegres que sus predecesoras. Respecto al tema de la técnica de carrera esta nueva Glycerin 16 no es nada exigente y tiene una amortiguación muy bien repartida que ofrece una sensación muy homogénea a lo largo de toda su pisada. Es, por lo tanto, una zapatilla muy versátil a nivel de apoyos y tanto si entras de talón como si lo haces de antepié la zapatilla protege musculatura y articulaciones sin ningún problema. Los corredores que quieran exigirla un poco más en lo que a ritmos se refiere se llevarán la sorpresa de que la zona de los metatarsos está más marcada, ofreciendo un despegue algo más activo mientras que en las transiciones anteriores sentiremos un tacto más amigable y muy llevadero en ritmos cómodos.

La nueva construcción de la Glycerin 16 también ha rediseñado por completo la zona de la malla, en la que ahora diferenciamos dos capas que se complementan. Visualmente destacan las aberturas mucho más marcadas que lo que nos solíamos encontrar en Brooks. Estos agujeros son entendibles sabiendo que la capa inferior es la que ofrece el ajuste del pie, permitiendo un aumento de la transpirabilidad con una combinación de Engineered Mesh y Jaquard WarpKnit. El primero lo tenemos controlado de otros modelos, pero el segundo aparece por primera vez y es de recibo detenernos en él para presentarlo en condiciones. El WarpKnit es una especia de entramado de franjas en zigzag. Cuando el tejido se construye a lo largo el hilo va en zigzag de una franja a otra, permitiendo elongarse en ciertas partes de nuestra pisada y recuperando su estructura original cuando no lo necesitamos. Es una especie de tejido inteligente que se adapta a nuestra estructura del pie con pequeños pliegues, permitiendo un ajuste perfecto (una de las cosas que más ha mejorado esta Brooks Glycerin 16) sin llegar a oprimir el pie. También está presente en la zona del empeine la tecnología 3D Fit Print, una capa termosellada encargada de sujetar los movimientos laterales en la zona del cordaje. Todas estas mejoras en la malla dan como resultado un ajuste más marcado, permitiendo ritmos más elevados de uso.

¿Quieres elegir las zapatillas que mejor se te adapten? Nuestros especialistas te dedicarán el tiempo que necesites para ello

La nueva Brooks Glycerin 16 ha roto con los esquemas de todo el mundo y su línea continuista ha sido despezada por un modelo que, si bien sigue manteniendo unos altos niveles de calidades y materiales, ha cambiado por completo su caparazón para ofrecer un peso mucho menor y unos ritmos de uso más variables. Atrás quedan los tiempos de la Glycerin como una zapatilla robusta, pesada y tosca. Su nueva malla y su nueva mediasuela, con el Jaquard Warpknit y el DNA Loft a la cabeza, permiten que corredores de pesos algo más ligeros sean capaces de disfrutar de todas las bondades de la marca estadounidense. Sin duda, una apuesta importante la de la marca Brooks para su zapatilla neutra de entrenamiento de gama más alta.

¡COMPRA AQUÍ TUS BROOKS GLYCERIN 16!