New Balance Zante v4

Las New Balance Fresh Foam Zante v4 se han ganado rápidamente los corazones y los pies de miles de running alrededor del mundo. Su buen comportamiento y calidad han hecho maravillas a la hora de calar hondo en el mercado del running.

Las New Balance Fresh Foam Zante v4 se han ganado rápidamente los corazones y los pies de miles de running alrededor del mundo. Su buen comportamiento y calidad han hecho maravillas a la hora de calar hondo en el mercado del running.

Su segmento es el de las mixtas, aunque como veremos más adelante, pueden resultar bastante polivalentes dependiendo del tipo de usuario.

Los cambios en esta Zante v4 son evidentes y en principio parecen que acertados, aunque la versión v3 funcionaba muy bien en todas sus partes y no era sencilla de mejorar, vemos como de nuevo los chicos de Boston prefieren el riesgo a la comodidad de lo conocido.

Vamos a analizar de forma detallada las novedades que nos trae esta New Balance Zante v4:

Media suela:

Las palabras claves para hablar de la media suela de la Zante son Fresh Foam. El material único del que está formada esta parte de la zapatilla y que es responsable de gran parte de sus virtudes. Parecía que era una tecnología totalmente evolucionada pero New Balance es capaz de sacarle nuevas vías de evolución.

En las versiones anteriores ya apreciamos el cambio en los poliedros que forman los laterales, que son cóncavos en la parte externa para aumentar la amortiguación y convexos en la interna para ayudar a mejorar la estabilidad de la zapatilla.

Se han incorporado como novedad cortes láser en el lateral externo (en la línea de la 1080v8) para dotar de mayor capacidad de amortiguación en el momento del primer impacto del pie contra el suelo.

Merece la pena recordad que el Fresh Foam es un compuesto de polímeros de goma al estilo del Everun de Saucony, Boost de Adidas o el React de Nike. Estos nuevos compuestos permiten no utilizar ningún otro componente para conseguir una media suela totalmente funcional.

Las virtudes de esta compuesto son la buena amortiguación (no confundir con amortiguación blanda) y una buena respuesta, estabilidad y una duración algo superior que las media suelas basadas en la goma EVA.

Suela:

Esta parte no recibe cambios revolucionarios, aunque tampoco los necesitaba. Su línea de evolución también sigue la estela de la 1080v8. Se mantienen las formas geométricas pero con mayor profundidad y un vaciado en el centro de cada figura, de manera que el agarre mejora en todo tipo de superficies. Los tacos van algo más separados lo que aumenta la flexibilidad de la Zante v4.

Los compuestos utilizados son los mismos de la versión anterior, con un caucho más denso y resistente en la parte externa del talón y un blown rubber de menor dureza en el resto de la suela.

El agarre es igual de bueno que la versión anterior sobre asfalto seco y ha mejorado un punto en mojado y también en caminos de tierra, sin ser el terreno sobre el que mejor se desenvuelven.

La flexibilidad ha mejorado gracias a las hendiduras más profundas que se han hecho entre los tacos, aunque en la versión anterior ya era bastante buena gracias a la elasticidad del Fresh Foam y el rocker (curvatura de la suela).

Conoce nuestras plantillas a medida 100% personalizadas

Upper:

Es la zona más renovada de la Zante v4, al primer vistazo nos damos cuenta de que hay algo nuevo y diferente con respecto a su antecesora. El material de aspecto plástico que recubre ¾ partes del upper es muy llamativo, se trata del Hyposkin, un material termoplástico que ya habíamos visto en otros modelos como la Hierro v3.

El ajuste del upper es bueno en la zona donde se sitúa el Hyposkin, dado que es un material más elástico de lo que su aspecto podría hacer pensar. La integración con el Engineered Mesh es la parte que más dudas suscita, hay un punto en el que se aprecia como ambos materiales se solapan y hay una costura para unirlos. Aunque libra perfectamente la zona del juanete, esa parte tiene riesgo de rozar con la zona distal del arco del pie, aunque evidentemente no tiene por que ocurrir y si ocurriese, no tendría porque hacerlo en los pies de todos los corredores. En cualquier caso la recomendación es probar la zapatilla en la tienda debidamente antes de adquirirla para asegurar el tiro.

Respecto al resto de upper, la Zante v4 se nota más segura en la parte del talón, recogiendo mejor el tobillo, lo cual será de agradecer en corredores que necesiten notar ese extra de ajuste en esa parte.

La lengüeta queda integrada con el upper en forma de botín o calcetín interno y los cordones son planos para tratar de repartir mejor la tensión en el empeine.

Conclusión:

Estamos ante una zapatilla a la que podemos poner un sobresaliente, aunque hay que tener claro que no para todos los corredores.

La categoría en la que podemos encuadrarla con más facilidad es la de mixtas o entrenamiento ligeras, seguramente esta última sea la que mejor le venga, ya que la amortiguación es confortable  y de buen recorrido, además de resultar cómoda para llevar durante bastantes kilómetros  y por otro lado tenemos su drop de 6 mm y un peso declarado de 244 grs. en talla 9 US que auguran una buena respuesta si nuestra intención es hacer series o competir con ellas en distintas distancias.

¡COMPRA AQUÍ LA NEW BALANCE ZANTE V4!