Arch Fit Run, un calcetín inteligente

1010342logo

 

El mundo del running está evolucionando a pasos agigantados en todos sus aspectos. Modelos de zapatillas mucho más ligeros, mejores tecnologías de ajuste y de amortiguación, materiales que sacan el sudor hacia fuera y nos mantienen secos durante nuestra práctica deportiva, pulsómetros y GPS que nos fragmentan el entrenamiento con la mayor precisión posible, medicina de compresión para evitar que los músculos se fatiguen y prevenir sobrecargas, etc. Por lo tanto, si todo lo que rodea el running avanza de un año para otro, ¿por qué los calcetines no siguen esa innovación al mismo ritmo?

Los calcetines técnicos de running se habían estancado en las costuras planas, en los refuerzos en punteras y talones, en la banda elástica para evitar que el calcetín se mueva y haga pliegues, en el ajuste ergonómico izquierdo-derecho y en alguna que otra capa de más para proteger el empeine de la HX-AF-RUN-BLUEfricción. Obviamente si tu calcetín posee todas estas cualidades ya estamos ante un producto técnico y de calidad pero, ¿por qué si la tecnología en los demás complementos evoluciona, los calcetines llevan años sin aportar algo más que todo lo nombrado anteriormente? Pues por fin España tiene algo de lo que estar orgullosa ya que Arch Max es una nueva marca española especializada en calcetines técnicos, fabricados íntegramente en nuestro país, y que cambia radicalmente el panorama en su sector gracias a las nuevas prestaciones que nos aporta uno de los modelos estrella de la colección: el nuevo ArchFit Run.

 

Lo primero que hay que destacar de Arch Max es el objetivo de ofrecer a los deportistas un calcetín que vaya más allá de materiales ya que la idea principal se puede encuadrar hasta dentro del apartado1096795_4 médico. Su diseño tiene la misión principal de estabilizar el tobillo y, por tanto, prevenir posibles lesiones relacionadas con el pie como la fascitis plantar, la periostitis tibial o la inflamación del tibial posterior, muy frecuentes en el mundo del running. Por ir al detalle, lo que hace el Arch Fit es “obligar” al talón a mantenerse en una posición neutra, levantando el arco plantar para impedir que pueda inclinarse hacia dentro (exceso de pronación) y reduciendo así la tensión del impacto repetitivo en el pie. Para ello tiene a lo largo del tobillo y la cara interna del propio calcetín unos tensores que en función de la tensión que ejerzas a la hora de ponértelo (lo fuerte que te subas el calcetín) tendrás más o menos soporte en dicha zona. Por ejemplo, una persona con el pie valgo o plano deberá ejercer más presión en el producto para que le ayude a evitar que el pie se expanda y la fascia sufra tensión añadida mientras que alguien con el pie cavo o con mucho arco encontrará en el calcetín un soporte artificial para que el arco tenga una mayor estabilidad y el tibial posterior no tenga que trabajar más de la cuenta para ralentizar el movimiento de pronación del pie.

image_1_largeDentro de unos años esperamos que este tipo de calcetines sean mucho más comunes y que las opciones para elegir aumenten de manera paulatina. Sin embargo, hoy en día y dejando la medicina de compresión a un lado, no existe una alternativa tan fiable y eficaz para ayudar a que todo el pie trabaje en la posición neutra o correcta, disminuyendo de manera radical las posibilidades de lesiones en varios de los puntos que más sufren en la práctica del running: fascitis plantar, periostitis e inflamación del tibial posterior. Y encima españoles.

¡COMPRA AQUÍ TUS CALCETINES ARCH FIT RUN!

carrito31

 

Deja un comentario