Asics Nimbus 19

El desarrollo y lanzamiento de las Metarun ha servido a Asics para aprovechar la inercia y utilizar las nuevas tecnologías aplicadas en el revolucionario modelo en el resto de su gama. Es por ello que esta Nimbus viene bien mejorada para este 2017 con novedades muy interesantes que intentan afianzarla en nuestro país como la reina entre las zapatillas neutras de gama alta.

Asics nunca ha sido una marca amiga de revolucionar su gama de una temporada a otra, si bien es cierto que su privilegiada posición en el mercado se lo permite. En esta Nimbus 19 la cosa sigue por los mismos derroteros pero si es cierto que los cambios son mayores que en otras ocasiones, y creemos que además son acertados.

Vamos a ver de que se tratan estos cambios:

Mediasuela

En la media suela encontramos quizá los cambios más notorios o al menos los que más impacto van a tener en el comportamiento de la zapatilla. La inclusión del material FlyteFoam que ya había aparecido en sus hermanas Metarun y Kayano 23 se hace notar, pero el rendimiento de esta media suela tan elaborada lo da el conjunto de tres tecnologías: SpEVA, Convergence Gel y el mencionado FlyteFoam.

El SpEVA es una capa de goma EVA que esta colocada en la parte superior de la media suela, justo debajo de la plantilla, Es un material realmente simple y que desde luego no va a ser explotado por Asics como gancho a la hora de vender esta nueva Nimbus 19, aunque es el responsable de el buen comportamiento en carrera.

Lo cierto es que el conjunto de los tres materiales aporta un comportamiento muy satisfactorio en esta nueva Nimbus 19, el equilibrio es ideal entre una amortiguación de tacto bastante acolchado pero que además tiene una capacidad de reacción suficiente para no hacernos sentir lentos o que llevamos una zapatilla torpe. Siempre teniendo presente que estamos hablando de una zapatilla que se inclina más hacia la búsqueda de comodidad y amortiguación en las grandes kilometradas que hacia el rendimiento en cuanto a velocidad.

La conclusión es que esta nueva media suela tiene un comportamiento distinto a las versiones anteriores que puede resultar algo raro al principio pero con el paso de algunos kilómetros lo habitual será empezar a sacarle todo el jugo.

Está claro que el que caballo de batalla que Asics va a utilizar para vendernos la nueva Nimbus es la incorporación del FlyteFoam, por lo tanto vale la pena detenernos en él para conocerlo un poco mejor: básicamente es un compuesto derivado de la EVA, el sempiterno material utilizado para crear las media suelas de las zapatillas de running, pero con interesantes innovaciones. Asics ha conseguido ampliar las burbujas de aire existentes dentro de una EVA normal, gracias a esto la densidad de material disminuye y se hace más blando. Esto supondría un problema para recuperar su estado normal y, por tanto, sería un material cuya amortiguación se agotaría pronto; una vez ampliadas las burbujas y, con ello, una mejor amortiguación y mucho menor peso, se le añaden fibras orgánicas para unir esas burbujas y darles una mayor consistencia y resistencia al desgaste provocado por la compresión.

Estas fibras orgánicas son de Kevlar, material ampliamente utilizado en otros ámbitos y que en este caso se encarga de aportar la resistencia al desgaste. Además de Kevlar se incorpora otro compuesto plástico, el PET, que añade más estabilidad al material además de reducir el desgaste, dando como resultado una vida útil del FlyteFoam de entre 900 kms y 1000 kms.

El clásico GEL también se beneficia de renovaciones, pasando a llamarse Converge GEL, y lo que cambia básicamente es su colocación, siendo desplazada hacia el centro del talón, justo debajo del calcáneo.

En la parte delantera también se desplaza el Gel hacia la articulación del primer metatarso buscando una mejor amortiguación en esa zona clave.

Las medidas de altura son de 29 mm en el talón y 19 mm en los dedos, de forma que el drop es de 10 mm, siendo el dato curioso que la versión de mujer tiene un drop superior de 13 mm, además de un tacto más blando de la media suela adaptado al menor peso delas mujeres.

Suela

Aunque a simple vista los cambios de esta parte puedan pasar inadvertidos, en cuanto escarbamos un poco vemos que no solo si que existen, sino que además se hacen notar.

El caucho de carbono que forma la suela es un cambio “invisible” pero que tiene un impacto notable en el comportamiento de la zapatilla. En esta versión 19 de la Nimbus utiliza una versión del Durasponge (nombre que da Asics a su tecnología) ha sido ablandado de forma que el comportamiento en cuanto a agarre ha sido mejorado notablemente, hecho al que también contribuye la forma del taqueado ancho y bajo que forma la suela, ofreciendo más superficie de contacto con el suelo. El agarre es tan bueno que no recordamos ningún modelo de Asics que ofrezca este nivel desde hace muchos años. Ahí es nada

Como no todo podía ser bueno, la contrapartida de un agarre sobresaliente es una vida útil algo más corta, por lo que los usuarios de más peso o que tengan tendencia a desgastar mucho las suelas verán como las nuevas Nimbus dicen basta antes que

 

El sistema Guidance Line también está presente al igual que en versiones anteriores y en muchos otros modelos de la marca. Este sistema no es sino una ranura longitudinal al sentido de la marcha que recorre casi toda la zapatilla. Su misión es permitir que el chasis se mueva para adaptarse al movimiento del pie en cada momento de la pisada. Lo cierto es que no siempre ha funcionado igual en todos los modelos en los que se ha usado, pero en esta Nimbus 19 el resultado es muy bueno.

 

Upper

 

Es otra de las partes que ha sido profundamente renovada, aunque tampoco salte a la vista por una estética revolucionaria. Los cambios se fundamentan en el uso de la tecnología Gradient Jacquard, un método de elaboración del tejido que permite usar una única malla con zonas más o menos densas y con orientación y forma diferentes en función del lugar donde están colocadas y el estrés que soportarán en marcha a la hora de correr. Reconocemos zonas más claras, las más flexibles y transpirables, y otras más oscuras, más densas y resistentes. El lugar donde colocar la malla se basa en estudios propios de Asics que muestran cuales son las zonas de mayor estrés durante la carrera.

Los termosellados se colocan mediante impresión 3D siguiendo las conclusiones del mismo estudio, llegando a formas un upper muy bien adaptado a las necesidades de los corredores aportando una durabilidad, confort y rendimiento al más alto nivel.

Conclusión

Estamos sin duda ante una de las mejores evoluciones de la Nimbus de los últimos años, un modelo muy equilibrado que ha sabido adaptar muy bien las nuevas tecnologías y tendencias de la marca nipona a los corredores a los que va dirigido este modelo.

El resultado además, es más ligero en la báscula que ninguna Nimbus anterior, con una cifra de 306 grs en talla 9 US (42,5 EUR).

Su destino son los pies de corredores que se inclinen más hacia la comodidad y la acumulación de kilómetros que a los ritmos rápidos, siendo por encima de los 4:30/km la zona de confort para esta Nimbus.

Quienes más partido sacarán a su amortiguación serán corredores por encima de los 80 kgs, aunque los más ligeros también obtendrán un muy buen resultado y penalizarán menos en cuanto a vida útil que, como hemos dicho, es quizá el mayor talón de Aquiles de esta Nimbus 19.

¡HAZ CLICK AQUÍ PARA COMPRAR LA ASICS GEL NIMBUS 19!