New Balance Hierro v5

La New Balance Hierro v5 es la versión renovada y optimizada de la v4. Una gran cantidad de mejoras son las que ha recibido para intentar seguir siendo una de los modelos más queridos por los trail-runners.
Le modelo en cuestión llegó al mercado en el 2016 empezando con la v2 para sustituir a las anteriores y afamadas Leadville. Sus principios no fueron fáciles ya que eran las encargadas de sustituir a un modelo que se había ganado los corazones de los usuarios.
Sin embargo, las primeras unidades vendidas indicaban que sería un éxito, ya que las opiniones positivas no paraban de crecer. Y así hasta hoy, que tenemos el gusto de presentar la 5ª edición.
Entrando ya en materia, es importante decir que este nuevo modelo has sido profundamente revisado. Hay que agradecer a los de Boston el riesgo que asumen cambiando tanto un modelo que estaba funcionando tan bien, pero lo cierto es que la mayoría de los cambios que introducen en su gama son acertados. Esperemos estar ante otro caso de éxito. Vamos a analizar estos cambios uno a uno:

Mediasuela:

El concepto de espuma Fresh Foam ha dado grandes alegrías a los usuarios y a la propia New Balance. Ahora han decidido contar con la misma base de material pero desarrollando el compuesto para obtener mayores prestaciones.
El cambio ha llegado a tal nivel que ha dado origen a un nuevo material denominado Fresh Foam X. Sus características mejoran al de su antecesor en ligereza, amortiguación y reactividad.
El propio diseño ha sido completamente renovado. Ya no encontramos que los hexágonos de tamaño variable de versiones anteriores. Ahora las formas son totalmente irregulares, convirtiéndose en un diseño más “orgánico” y cuyo comportamiento resulta aún más natural al pie del corredor.

Upper:

Otra parte totalmente renovada es la superior. Su nuevo upper se basa en una malla envolvente, por supuesto sin costuras, sino superponiendo capas al estilo de la mayoría de marcas. Gracias a este rediseño, ya contamos con una bajada de gramos bastante interesante. Además de esto, el upper es más ventilado, acabando con una de las pequeñas pegas que algunos usuarios pusieron a las versiones anteriores. Recordemos que estas traían un recubrimiento plástico, en algunos casos muy cerrado, que reducía el flujo de aire en el interior.


No obstante, cuentan con un recubrimiento externo de material TPU que cuenta con cierta capacidad para repeler la suciedad. La lengüeta también se ha rediseñado y reforzado para la ocasión.
La parte del tobillo cuenta con mayor acolchado que la versión anterior, eliminando el botín que servía para sujetar correctamente la Hierro al tobillo. Este incremento del acolchado promete un mejor ajuste del tobillo, pero la eliminación del botín permite que la suciedad pueda entrar con más facilidad en el interior. Veremos si con el cambio se ha ganado más de lo que se ha perdido o ha sido al revés.

Suela:

 


La suela es otro de los puntos fuertes de esta New Balance Hierro v5. Fiarse de la marca italiana Vibram y de su compuesto Megagrip es sinónimo de acierto. En este caso se fusiona con el compuesto propio de la marca Ndurance para lograr el equilibrio perfecto.
El resultado es una suela polivalente con buen agarre sobre todas las superficies, aunque los tacos tienden más bien a ser anchos y planos, por lo que el agarre sale más favorecido en superficies compactas.

Conclusiones:

Digna sucesora de las anteriores versiones de este modelo. Sus usuarios pueden contar con ella para todo tipo de distancias, aunque quizá puedan estar algo limitadas en zonas de terrenos muy arenoso así como en barro o nieve, lo compensan con comodidad y polivalencia, algo que los corredores de largas distancias agradecerán.
A nivel técnico, tienen un drop de 8 mm con un talón de 28mm y un antepié de 20mm y su peso se sitúa en los 359 grs.

¡COMPRA AQUÍ LA NUEVA NEW BALANCE HIERRO V5!