Kilómetro a kilómetro, sueño a sueño Maratón Barcelona 2013

Francis y Guillermo M BCN13

El sábado 16 de Marzo, mi compañero Guillermo y yo, viajamos a Barcelona  para disputar el Maratón de esta ciudad. Nos acompañaban nuestras parejas con las que íbamos a compartir un agradable fin de semana.

Lo primero que hicimos fue dirigirnos a la feria del corredor para recoger nuestros dorsales. Buena feria del corredor encontrando productos para running, triatlón y carrera de montaña. Bastante gente, empezando desde este momento a sentir el ambiente de la carrera.

Luego un poco de turismo, cena de pasta en italiano y a dormir, que había que intentar descansar para la carrera.

Nos levantamos temprano, bajando a desayunar a las 6:45. El restaurante del hotel lleno de corredores que habían madrugado más que nosotros. Ambiente serio, no sé muy bien si por el madrugón o por los nervios de la carrera.

Partimos del hotel hacia la salida, notamos que la temperatura era bastante agradable, pero amenazaba lluvia. Según nos íbamos acercándonos más se sentía el gran ambiente que se respira en una prueba de estas características.

A falta de diez minutos para la salida empezó a llover. Una lluvia fina y persistente que no nos abandono durante la prueba. Pequeña cola para entrar en el cajón de salida, pero observé respeto por parte de la gente al colocarse cada uno en su cajón. Esto ayudó para que la salida, que se realizó por oleadas, fuera continuada, sin muchas aglomeraciones.

Empezamos la carrera con ilusión, manteniendo los ritmos de 5 minutos kilometro que nos debía llevar a nuestro objetivo. Paso por la puerta del hotel donde dormíamos, donde veo que la ventana de mi habitación está abierta y a mi mujer dando ánimos. Es el Km 3 pero siempre vienen bien.

KM 5 25:22. Primer punto de cronometraje, voy cómodo a este ritmo, pero observo que Guillermo empieza a quejarse de la pierna. Al paso de la carrera por el Camp Nou el Garmin de Guillermo empieza a marcar cosas raras, saltándose kilómetros y marcando ritmos que no eran. Otra señal de que ésta no iba a ser su carrera.

KM10  50:12. Hemos aumentado un pelo el ritmo, pero nos mantenemos constantes en el  4:55 por Km. Guillermo no deja de mirar su reloj, y no le veo cómodo en la carrera. Intento animarle diciéndole que se olvide del reloj y del dolor de la pierna. Gran ambiente con los corredores todavía muy animados.

KM15  1:15:05. Vamos a un ritmo sostenido, muy bueno. Comento con Guillermo que le quiero llevar hasta el 30 y luego el que vaya a por las 3:30. Él sigue con las molestias y veo que tiene cara de preocupación. Yo me siento bien pero empiezo a notar el paso de los Km. Pasamos por la Sagrada Familia, un poco de distracción para la mente

½ Maraton. 1:44:55. Ritmo fenómeno, si somos capaces de sostenerlo bajamos de las 3:30. Yo me tomo el primer gel. Hemos pasado un par de kilómetros con pequeño desnivel  y las piernas lo notan. Para mi gusto es la parte más fea del recorrido. Pequeña charla, muy pequeña, en inglés con otro participante. Si mi inglés es corto de normal imaginarlo en carrera.

En el Km 24 subiendo un puente Guillermo emite un pequeño grito. Ha notado un pinchazo en la zona de la rodilla, de la que se estaba quejando durante la carrera. Esto le lleva a pararse. Yo miro para atrás y le digo ¡vamos que no es nada!. Me indica que siga para delante.

Realizo el siguiente Km mirando para atrás de vez en cuando, esperando verle venir. Bajo un pelín el ritmo, para ver si me pilla. En ningún momento le veo. En una parte del recorrido en la que nos cruzamos los corredores, observo que Guillermo viene andando y cojeando. Calculo que le saco al menos tres minutos en apenas dos kilómetros.

KM 25 2:04:16 Decido mantener el ritmo, con la mente puesta en el compañero, con la rabia algún kilometro acelero de mas, bajando a 4:45. Las piernas y sobre toda la mente empiezan a quejarse. Entramos en la zona del Forum de Barcelona.

KM 30. 2:29:39 Mantengo ritmo de marca, pero me voy haciendo a la idea que no la voy a conseguir. Los ritmos por Kilometro empiezan a subir. Me obligo a fijarme objetivos por cinco kilómetros, y empiezan las tentaciones de parar un poquito a caminar.

KM35 2:56:37 Primer objetivo conseguido, he llegado hasta el 35 sin caminar. Como medio plátano en el avituallamiento que casi me hace vomitar. Siguiente objetivo continuar hasta el 38. Paso por el Arco del Triunfo de Barcelona a ritmos de 5:30. Alguien desde el publico grita ¡Vamos, estos son los Kilómetros que habéis entrenado!. Yo pienso que ese entrenamiento me lo salté y la mente le dice a las piernas que paren.

KM40 3:25:43 La marca se ha ido, pero aún así después de caminar 500 metros, observo que la marca que puedo conseguir no está del todo mal. Iniciamos los dos últimos kilómetros con mucha animación. El público animándote por tu nombre, que lee en el dorsal, intenta hacerte olvidar los calambres y agarrotamiento de las piernas.

Km42,295 3:39:58 Por fin la meta, gran satisfacción personal. El tiempo por debajo de las 3:40, y otro maratón terminado. Empieza a llover más fuerte y no dejo de mirar a ver si llega el compañero. La organización no tiene plásticos con los que protegernos y paso bastante frio. (El único pero a la carrera).

Guillermo terminó la Maratón, a pesar de estar lesionado desde el km24 en 4:07. Mucho mérito por este gran esfuerzo.

Al día siguiente de la carrera leyendo el periódico, nos enteramos de que un atleta falleció al cruzar la meta. Esto me lleva a realizar dos reflexiones.

1.       Esto de los tiempos, ritmos, marcas……no dejan de ser tonterías. Este deporte, a nuestro nivel, debe ser una excusa para hacer amigos, viajar con la familia y mantenerse en forma.

 2.       La familia sufre mucho, más que nosotros, cuando no nos ve llegar, cuando  nos ve cojeando, fatigados, etc. Con esto quiero agradecer a mi mujer su compresión y apoyo por el tiempo que dedico al maratón y no a la familia.

 

 

Francisco Montilla (atleta Running Club Evolution)

Deja un comentario