Brooks Ghost 12

Las Brooks Ghost 12 se han convertido con el paso de los años en la zapatilla neutra superventas de la marca americana, empatada en cantidad de pares vendidos con su hermana mayor la Brooks Glycerin 17.

La Ghost 12 está diseñada pensando en un corredor de peso más ligero, hasta los 80 kgs y pisada neutra o que además pueda necesitar una zapatilla en la que llevar sus plantillas.

La nueva versión nos llega con algunos cambios interesantes que hacen de esta zapatilla una de las candidatas seguras a mejor zapatilla del año.

Vamos a analizar a continuación los cambios que se aprecian en esta nueva versión:

Mediasuela:

Esta parte sigue basándose en las tecnologías más probadas de la marca y que tan buen resultado vienen dando año tras año. Se trata de el BioMoGo y el DNA Loft. Estos compuestos se mezclan en la media suela para conseguir un excelente compromiso entre amortiguación, ligereza y respuesta.

¡Encuentra tus plantillas a medida para running aquí!

La Brooks Ghost 12 tiene un tacto intermedio, no es excesivamente blando ni demasiado firme. Sinceramente, en un mundo de comportamientos muy radicales en las mediasuelas (sobre todo inclinándose la mayoría de los fabricantes a los tactos blandos), se agradece una zapatilla que busque un tacto de mayor estabilidad que consideramos más acertado para la mayoría de corredores.

Suela:

En la parte de la suela encontramos los materiales clásicos de la marca. Uno con mejor agarre en la parte de los metatarsos y otro de mayor resistencia al desgaste en la parte trasera para mejorar la duración.

En cuanto a la forma del taqueado, vemos que las ranuras de flexión son algo más profundas que en la versión del año pasado. Este nuevo diseño da lugar a una zapatilla con mayor elasticidad, sobre todo en la parte delantera.

Upper:

La zona superior de la Ghost 12 incorpora una nueva malla de ingeniería Engineered Mesh muy en la línea de otras marcas. El objetivo es conseguir una zapatilla con un ajuste más natural y una capacidad de transpiración más alta incluso reduciendo el peso con respecto a versiones anteriores.

El contrafuerte del talón recibe una inserción de tela más reforzada para retrasar posibles problemas de rotura que se originen en esa parte.

 

 

Conclusiones:

Es una zapatilla sin grandes alardes, no hay un punto que esté muy por encima de los demás, pero está a un nivel muy alto en todos los aspectos.

Será una zapatilla muy adecuada para corredores neutros y usuarios de plantillas que busquen un modelo que les permita rodar muchos kilómetros con tranquilidad. También aceptarán de buen grado algún cambio de ritmo puntual o para participar en carreras de larga distancia.

Se pueden utilizar sin problema por pistas de tierra, sin ser en absoluto unas zapatillas de montaña, tienen el agarre y estabilidad suficientes para defenderse si eres de los que les gusta mezclar superficies en su entrenamiento.

Cuentan con un drop de 12 mm y un peso de 295 grs para hombre y 264 grs para la de mujer.

¡COMPRA AQUÍ LAS NUEVAS BROOKS GHOST 12!