Adidas Adizero Adios 3

La Adidas Adizero Adios 3 continúa extendiendo su reinado. A día de hoy, todas las categorías de zapatillas de running tienen un nivel de competencia que no permite establecer quién es la reina de cada categoría. Pues en la categoría de zapatillas voladoras o de competición es donde menos discusión hay, ya que la Adios es desde hace muchas temporadas la referencia en la categoría. Evidentemente esto no es una verdad inmutable y cada corredor tendrá una preferencia personal, pero la tendencia del mercado está clara: La Adizero Adios 3 es la zapatilla voladora más buscada por los corredores.

Es cierto que existen zapatillas voladoras más rápidas, las hay más ligeras y otras que simplemente te pueden convencer más por otros motivos, pero la Adios es un modelo muy equilibrado que no falla en ningún aspecto y sigue siendo el modelo utilizado por los corredores de Adidas que se juegan la victoria en maratones de alto nivel corriendo por de bajo de los 3 min/km. Lo magnífico de ese equilibrio es que corredores que se desempeñen a ritmos más lentos o que quieran un calzado para hacer series también podrán comprobar que la Adios es la compañera que les ofrece el rendimiento que buscan.

Vamos a ver las razones por las que la Adidas Adizero Adios 3 reina en el mercado de las zapatillas de running de competición:

Media suela:

Hace ya algunos años que Adidas incorporó a la Adios su media suela Boost. Los beneficios son de sobra conocidos por la mayoría, pero nunca viene mal repasarlas.

El Boost es un material basado en un polímero de goma, desechando la clásica goma EVA, lo que supone una mayor amortiguación, mejor tacto, mayor durabilidad y además un mejor retorno de energía lo que supone una mejor respuesta.

A pesar de las bondades de esta tecnología, no está de más destacar dos puntos en los que otros sistemas lo mejoran, además dos puntos que adquieren especial relevancia en el caso de una zapatilla voladora. El primer aspecto se refiere al peso, ya que los polímeros de goma siempre pesan más que la goma EVA (salvo el React de Nike recién llegado al mercado y que parece llevar la contraria) y por otro lado la respuesta, que es buena para lo blanda y amortiguada que son las zapatillas que equipan Boost, pero hay sistemas clásicos que de por sí aportan una reactividad mayor. Como decía al principio del párrafo, el peso y la reactividad son claves en una voladora, así que ahora toca analizar como ha hecho Adidas para superar estos inconvenientes.

¡Pídenos la zapatilla voladora que no encuentras! Nosotros te la conseguimos.

En el caso del peso es un inconveniente difícil de evitar, ya que la media suela está hecha en material Boost que de por sí es más pesado que la goma EVA, sin embargo, la Adios cuenta con un chásis de EVA por encima del Boost, justo por debajo de la plantilla. Este chasis aporta dos ventajas: disminuye algo el peso del conjunto y además mejora el comportamiento dinámico, ya que en la zona delantera de los dedos la plataforma de EVA se hace más extensa para dar más firmeza, reduciendo el hundimiento de la media suela y mejorando así la reactividad.

Otra de las maniobras habituales de Adidas para aportar más “alegría” a sus zapatillas es la inclusión del Torsion. Este sistema tiene una doble misión, por un lado estabiliza la zapatilla en su transición desde el talón a la puntera y por otro, los tres nervios de plástico que se prolongan hacia la parte delantera se encargan de mejorar le impulsión al devolver más energía en el despegue.

El drop sigue siendo de 10 mm, algo poco habitual en las zapatillas de este tipo pero que aporta gran equilibrio, ya que sus 22 mm de talón suponen una gran amortiguación en el caso de talonar y si solo trabajamos sobre la parte de los metatarsos, su altura de 12 mm y la parte delantera de goma EVA permiten que seas tan rápido como tus piernas te permitan.

Suela:

Desde que Adidas confió en la marca Continental para elaborar sus compuestos, las suelas de las zapatillas alemanas suelen dar bastantes alegrías. Esta Adios 3 no es un caso diferente, aunque en general su concepción es menos revolucionaria que otros modelos como la Ultra Boost.

No utiliza el sistema StretchWeb en forma de “telaraña” sino un formato de tacos cuadrados y planos que, sin ser la cima del diseño de suelas, da un resultado tremendamente funcional con un agarre realmente bueno en todas las situaciones a las que puede enfrentarse esta Adios 3.

En la parte del talón encontramos una inserción de material Adiwear, más resistente a la abrasión que la goma de Continental, haciendo un nuevo guiño a los corredores que apoyen primero el talón de forma que su vida útil no se vea comprometida en este tipo de usuarios.

Upper:

La parte más clásica con diferencia de esta Adios 3. Nada de Engineered mesh, termosellados ni impresiones directas sobre el tejido. Lo único que encontrarás es malla y refuerzos de piel sintética que van cosidos. No es que el upper funcione mal en ningún sentido, pero apostamos a que en la próxima edición de la Adios lo renovarán en profundidad para adaptarlo a las nuevas tendencias del mercado.

Los puntos que más destacan en este upper son su gran transpirabilidad, algo que se aprecia a simple vista, ya que se ve al trasluz el calcetín que lleves puesto ese día. Lo vemos como un rasgo positivo sobre todo en una zapatilla de competir, ya que no necesitamos que abrigue y si que evacúe el sudor para así evitar ampollas y dar una sensación de mayor ligereza.

Los refuerzos cosidos no estorban nada, es cierto que no tienen la capacidad de adaptarse a las formas del pie que tienen materiales más modernos, pero el diseño de horma hace que no tengan que desempeñar esa labor.

Las 3 tiras que conforman el logo de la marca son las encargadas de mejorar el ajuste del empeine, una solución sencilla y tremendamente funcional.

La lengüeta tiene un tímido acolchado, pero la presión se distribuye bien en los cordones planos y no molestan en ningún momento.

El ajuste es algo más amplio que en las versiones anteriores, con un arco más ancho que permitirá colocarle unas plantillas a medida si no puedes correr sin ellas.

Te fabricamos a medida tus plantillas personalizadas con un estudio biomecánico de casi 1 hora de duración.

 

  • Conclusión:

Una zapatilla de referencia para todos los corredores que buscan un día a la semana para exprimirse haciendo series de distancias variadas y además quieren una compañera que les ayude a batir sus marcas cada fin de semana en las carreras populares.

La distancia para las que te las pongas dependerá mucho del ritmo que seas capaz de mantener. En ningún caso las recomendaríamos para correr una maratón si tu ritmo es más lento de 4’ por km o si pesas más de 75 kgs. En distancias inferiores pueden defenderse bien con corredores algo más pesados pero siempre que estemos hablando de ritmos claramente más bajos de 4’ por km, de hecho los más cercanos a 3’30” o por debajo serán los que hagan que esta Adios se note realmente en su salsa.

Es una buena opción para preparar oposiciones, ya que es muy rápida pero al mismo tiempo permite conservar una buena amortiguación en el talón por si nuestra técnica no es muy depurada o queremos una zapatilla con la que poder calentar y hacer las series sin tener que cambiarnos a mitad de entreno.

Todo pinta bien en el futuro de la Adios, hasta que Adidas decida acometer su renovación, estamos seguros de que seguirá siendo una de las zapatillas más vendidas de su segmento, y sin duda por méritos propios.

¡COMPRA AQUÍ LA ADIDAS ADIZERO ADIOS 3!