Brooks Bedlam

Con la estruendosa llegada de la Levitate la marca Brooks ha visto claro el siguiente paso hacia una zapatilla con soporte de las mismas características. El resultado es la Brooks Bedlam, un modelo con máxima amortiguación dirigido a corredores de pisada hiperpronadora que busquen una zapatilla más reactiva y que ofrezca una sensación de no llevar nada bajo los pies. Aunque su peso no destaca enormemente (ronda los 315 gramos en hombre), los tejidos con los que se compone el upper y la mediasuela en el nuevo DNA AMP combinan a la perfección para permitir una libertad de movimientos que nunca antes se había tenido en otros modelos de Brooks.

El catálogo de opciones de Brooks crece y crece cada vez más y esta Bedlam viene a cubrir un hueco dentro del sector Energize Me que ofrece zapatillas más reactivas y enérgicas sin descuidar la amortiguación para corredores hiperpronadores. Cuadra a la perfección con entrenamientos de muchos kilómetros en ritmos por encima de 4:15min/km por lo que aunque es una zapatilla de entrenamiento sí que percibimos un rebote mayor en nuestro despegue que nos permite una mayor variedad de usos y un rendimiento más exigente.

Conoce los mejores productos de la marca Brooks en nuestra tienda on-line

La suela tiene un patronaje muy parecido al de la Brooks Levitate, con estrías de flexión centradas en la zona de los metatarsos que generan una especie de forma en flecha para ir trasladando toda nuestra energía hasta la puntera. Es bastante flexible lo que unido a la elasticidad del material de la mediasuela hace que el momento del despegue se marque de manera especial. En lo que a materiales se refiere siguen presentes los cauchos de carbono tradicionales, con muy buen agarre y mucha durabilidad, principalmente en asfalto. No nos encontramos una suela con tacos de diferentes tamaños sino que entre estría y estría hay fragmentos de caucho que están divididos de manera longitudinal, dando como resultado en la zona de los metatarsos una estructura menos flexible encargada de ese despegue del que tanto hablamos. En la zona del talón estas piezas son de menor tamaño para absorber mejor el impacto inicial.

¿Te pesa mucho tu zapatilla hiperpronadora? Encuentra la mejor alternativa de la mano de los mejores especialistas en running

Si en alguna parte hay que detenerse de manera especial en esta Bedlam es en la mediasuela. Poco lleva con nosotros en el DNA AMP, una espuma desarrollada por la misma empresa que diseñó el Boost y que gracias a su composición en poliuretano encapsulado en una cápusla de TPU es el encargado de amortiguar e impulsar a partes iguales. Sin duda alguna la empresa BASF sabe lo que hace. Entre este DNA AMP encontramos una estructura más densa y firme en la cara interna, una especia de guía de pisada que permite aportar más estabilidad y un control mayor de nuestra pisada. La estructura de la mediasuela tiene líneas geométricas muy marcadas que hacen como una especie de acumulador de energía cuando se presionan para luego despedir esa misma inercia hacia la parte delantera de nuestro pie. Otra vez más hablando del despegue.

La parte superior de la zapatilla se sale fuera de los cánones de la marca Brooks, aunque ya estamos poco a poco acostumbrándonos a zapatillas con este tipo de mallas tipo calcetín. La tecnología Fit Knit es la encargada de conformar esa estructura sin costuras, de un material que imita el tradicional ganchillo de nuestros mayores y que implica unos refuerzos sellados que son los encargados de abrazar el pie en las diferentes partes de la zapatilla. Todo el cuello de la zapatilla se diseña permitiendo que el pie quede sujeto por un porcentaje alto de malla, aunque cuenta con un contrafuerte algo más bajo de lo normal que se encarga de toda la sujeción del hueso calcáneo para aportar mayor estabilidad. En la zona de la puntera observamos un tejido más grueso para proteger esa zona tan dañada por nuestras uñas o cualquier otro objeto exterior que se cruce en nuestro camino. En la zona del empeine también nos encontramos una especie de tiras termoselladas que aportan más fortaleza a la zapatilla, dando la posibilidad de afianzar más el ajuste de la zapatilla en la zona y personalizar las presiones gracias a los cordones planos y elásticos que se sitúan a su alrededor. Esta nueva Brooks Bedlam ofrece una sensación tan natural en el ajuste que algún día te olvidarás hasta de quitarte la zapatilla después de correr.

Visita nuestro oulet y elige los mejores chollos para ti

Con la aparición del DNA AMP en la Levitate y su buen rendimiento Brooks supo enseguida que ese material también debía acompañar a una zapatilla hiperpronadora. Esta Bedlam es el resultado de esa unión que, junto con unos acabados y tecnologías a la altura de la mejor gama de Brooks, ofrece una sensación de sincronía entre amortiguación y reacción que nos acostumbraremos a ver en muchos modelos futuros. Esta nueva creación es perfecta para corredores que busquen un rendimiento alto en ritmos diferentes, tanto en entrenamientos como en carreras de fondo, pudiendo llegar a pesos elevados en cuanto a la amortiguación se refiere con sus 315 gramos. Un modelo que viene a competir con la Brooks Transcend y que con toda seguridad contará con un número elevado de fieles desde su primera edición.

¡COMPRA AQUÍ TUS BROOKS BEDLAM!